Nuevamente estaba pensando en mi amante. Estoy casada desde hace veinte años, he puesto una linea erotica española para maduras rubias como yo, y me lo paso en grande. En cuanto mi marido marcha al trabajo, como hoy lunes, me quedo sola. Y entonces empieza lo bueno.

Sola y con mis braguitas a medio bajar, en mi camita, comienzo a imaginar. La primera persona en quien pienso lógicamente es en Bruno. Mi joven amante con el que quedo habitualmente. Hoy no podrá ser porque trabaja, nuestros encuentros son como mínimo una vez a la semana, los miércoles. Y hoy estoy especialmente sensible, pienso en la forma de cómo me hace el amor y me estoy mojando de nuevo. Mis braguitas me sobran, mi chochito me roza con las sábanas que aún están calientes de toda la noche.

Linea erotica española cachonda en camita

Así que aquí me encuentro, y no se me olvidaba, además de pensar en él, ahora ya recibiré alguna llamada erótica. Es lunes, desde hace un mes tengo una linea erotica españolas para maduras como yo, de andar por casa. Y desconocidos me llaman para hablar conmigo, bueno hablar, para hacerse una paja telefonica y quedarse relajados. Es todo un gusto sentir sus gemidos y sus corridas a este otro lado del móvil. Sus voces entrecortadas, su timidez por ser la primera vez o su descaro por ser habituales en el sexo telefónico.

Mi marido no sabe nada, esto es cosa mía, se piensa que estoy en casita, como esas amas de casa particulares que están cosiendo y haciendo sus labores. Pero nada de eso. todo el día pensando en las musarañas, o bien comprando o haciendo la comida. Pero lo que estoy haciendo realmente es mojándome y excitándome a cada hora. Bien pensando en mi ardiente amante Bruno o bien, teniendo conversaciones calentitas con hombres y voces excitadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.