Negra tetona caliente esperando amante

Estoy soltera, me llamo Hanta, como ves soy una chica semijoven, una negra tetona caliente, y a todas horas. Da igual la hora. Mi cuerpo no es el de una quinceañera, lógicamente, porque mis pechos, mi tetas caidas no me favorecen ya. Me las han sobado mucho. Pero por dentro ardo como el primer día de mi menstruación, cuando iba al colegio en Angola, en concreto en Luanda, la capital.

Y bien, desde pequeñita me gustaron los hombres y hoy a mis 31 años, me atraen mucho más.
Vine a España buscando una vida mejor, para poder vivir con mejores medios de todo tipo: mejor vivienda, alimentación, y viajar, que me encanta. Y al final de todo, aquí estoy, en una habitación alquilada, en piso compartido y esperando que algún chico pueda hacerme más alegre. Soy una chica tristona.

Negra tetona caliente desde mi habitación

Ya sabes, si eres como yo de caliente estaré por aquí. Tuve novios en mi país antes de venir aquí, todos chicos negros, dicen que ellos la tienen más grande que los blanquitos y es así. Yo lo puedo confirmar.

Porque tuve a mi novio, el segundo que tuve, que se llamaba Zambala, menuda polla tenía. Le llegaba hasta las rodillas. A veces yo le decía, eso no es normal porque no me va a caber ni el capullo.
Pero Zambala que era muy suyo, me decía una y otra vez, «cállate zorra negra y chúpame el capullo» y yo claro, obedecía. Porque además de ser una negra tetona caliente, con ganar de follar duro, soy una perra sumisa en la cama.

De momento solo él me pudo dominar. Y aquí en España, en Madrid, solo he salido con un chico.

Negrita tetas grandes con ganas de hombres

Un hombre mayor que yo, de 45 años, raza blanca y la verdad que no ha tenido la chispa, ni el pollón por supuesto de mi novio de pubertad, Zambala.
Así que aquí estoy, con mis tetas caídas, grandes y con ganas de pasarlo muy bien. Soy muy morbosa y me gustan las historias pervertidas y los chicos cachondos. También me gusta llamar de vez en cuando a linea erotica 24H barata de tios parecidos a él, con esa pasion que él tenía. Con ese super miembro entre las piernas. Pero es difícil encontrarlo.

Si me dejáis algún comentario igual que me caliento, desde esta fría habitación de Madrid, de piso compartido. Mis amigas ni se van a enterar, además no hablo muy bien español, y el traductor trabaja por mí.

negra tetona caliente

Deja un comentario